Nueva ley holandesa de diligencia debida para erradicar el trabajo infantil

29.07.2019

Fuente: Freedom United
Fuente: Freedom United

Por una votación de 39 a 75, el Senado holandés aprobó una nueva Ley de Diligencia Debida sobre el Trabajo Infantil que requerirá que todas las empresas investiguen si el trabajo infantil está presente en sus cadenas de suministro y elaboren un plan de acción para combatirlo.

El objetivo de la ley es evitar que los consumidores holandeses compren sin querer mercancías producidas con trabajo infantil, lo que en industrias peligrosas como la minería puede equivaler a trabajo infantil forzado.

La ley se aplicaría a todas las empresas registradas en el país, así como a las empresas internacionales que envían productos a los Países Bajos al menos dos veces al año.

Informes de Food Navigator:

Estas empresas deben evaluar si existe una presunción razonable de que los bienes y servicios de su cadena de suministro han sido producidos con trabajo infantil. En el caso de que se presuma razonablemente que el trabajo infantil ha contribuido a un producto o servicio, la empresa debe elaborar un plan de acción para erradicarlo.

El plan de acción debería estar en consonancia con las directrices internacionales, como los Principios rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos o las directrices de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) para las empresas multinacionales.

Las empresas que no presenten una declaración de diligencia debida recibirán una multa simbólica de 4.100 euros.

Si la empresa no lleva a cabo la debida diligencia con respecto a las normas del regulador, se le impondrá una multa. La pena máxima para una empresa que no cumpla con la nueva ley se fija en la prisión del director de la empresa y en una multa de 750.000 euros o el 10% del volumen de negocios anual de la empresa.

La plataforma MVO, que apoya los programas de responsabilidad social corporativa (RSC), cree que la ley "contribuirá a la disminución del trabajo infantil en las cadenas de suministro" de productos de consumo.

"Estamos contentos de que haya pasado, ahora tenemos algo concreto con lo que trabajar", dijo Gisela ten Kate, coordinadora de la plataforma MVO.
Sin embargo, MVO Platform está decepcionada de que la ley no vaya más allá.

"Se trata únicamente de trabajo infantil, y no de riesgos para los derechos humanos y el medio ambiente en las cadenas de suministro. Es una lástima", agregó Kate.

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator