Noticias

La Confederación Sindical Internacional (CSI) está consternada por la toma del poder por parte de los militares en Myanmar y hará todo lo que esté a su alcance para detener el éxito del golpe, garantizar la liberación de los detenidos y poner fin a la violencia y el acoso de los pueblo de Myanmar.