Home Actualidad La hipocresía impera en Corea: Indultan al jefe de Samsung mientras a los líderes sindicales se les niega la justicia
La hipocresía impera en Corea: Indultan al jefe de Samsung mientras a los líderes sindicales se les niega la justicia

CSI: Los sindicatos de todo el mundo exigen hoy la liberación inmediata del presidente del sindicato KCTU, Han Sang-gyun, y la retirada de los cargos contra la ex secretaria general de KCTU, Lee Young-joo, cuando toda la atención internacional está centrada en Corea, que inaugura hoy los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang.

Esta semana, un tribunal de apelación de Seúl, Corea del Sur, dejó en libertad al vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, después de apenas un año de cárcel, mientras se niega justicia a los líderes sindicales.

Sharan Burrow, secretaria general de la CSI, ha declarado: "Samsung opera por encima de la ley en demasiados países, negando derechos y justicia a millones de trabajadores. Lee Jae-young podría ser absuelto de los cargos de corrupción de miles de millones de dólares, y es libre de continuar supervisando el imperio empresarial de Samsung, mientras que los líderes sindicales están detenidos y les acusan por haber defendido los derechos de 6,4 millones de trabajadores irregulares que apenas ganan 6,90 dólares por hora. Sólo si se retiran los cargos contra la ex secretaria general Lee, podrá Corea del Sur recuperar la confianza en la justicia, los derechos y la libertad del pueblo trabajador".

Han Sang-gyun lleva casi dos años encarcelado por el mero hecho de ejercer su derecho democrático a la libertad de asociación y de reunión pacífica. El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de las Naciones Unidas ha señalado que la privación de libertad de Han es arbitraria y ha pedido su puesta en libertad inmediata y una indemnización. También ha solicitado al Gobierno de Corea que evite abusar de los procedimientos penales en el marco de protestas pacíficas. Desoyendo los reiterados llamamientos de los sindicatos internacionales, Han no fue incluido en el indulto especial concedido por el presidente coreano el pasado mes de diciembre. En cambio, el 31 de diciembre de 2017, la ex secretaria general del KCTU, Lee Young-joo, fue detenida mientras se encontraba en el hospital, tras una huelga de hambre de diez días en la sede del Partido Demócrata gobernante, para poner fin a su autoimpuesto arresto domiciliario. Han y Lee están acusados de participar en el mitin del 14 de noviembre de 2015, convocado como protesta contra la regresiva reforma laboral del Gobierno de Park Guen-hye, que pretendía aumentar la precariedad laboral, una legislación que el Gobierno del Presidente Moon se ha comprometido a revocar.

Lee Young-joo fue despedido como profesor en 2016 y el Sindicato Coreano de Maestros –al que el Gobierno de Park Geun-hye retiró la certificación— no ha podido recuperar su certificación bajo el Gobierno de Moon Jae-in. La vista del juicio de Lee está prevista entre febrero y marzo.

El movimiento sindical internacional acogió con satisfacción la elección del presidente Moon Jae-in y esperaba que, como ex abogado defensor de los derechos humanos, cumpliera sus promesas de campaña y revocara las políticas antiobreras del gobierno de Park Geun-hye, ratificara los Convenios 87 y 98 de la OIT y liberara a Han Sang-gyun. El presidente Moon aún no ha cumplido estos compromisos.