Home Actualidad Los inmigrantes, más desprotegidos que nunca
Los inmigrantes, más desprotegidos que nunca

Desde la USO y SOTERMUN, seguimos trabajando por los derechos de trabajadores y trabajadoras, sin distinción de su origen, color de piel, o nacionalidad y celebramos este Día Internacional del Migrante como un día reivindicativo y de lucha por su sociedad más plural, más justa y más solidaria.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos proclama que toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado y derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país. Migrante es cualquier persona que se desplaza o se ha desplazado a través de una frontera internacional o dentro de un país, fuera de su lugar habitual de residencia independientemente de: su situación jurídica; el carácter voluntario o involuntario del desplazamiento; las causas del desplazamiento; o la duración de su estancia.

Según datos de la ONU, en 15 años la cifra internacional de personas migrantes ha aumentado en un 139%. Son 244 millones de personas las que migran, el 30% se encuentra en Europa y otro 30% en Asia. Se prevé que los factores estructurales que impulsan la migración, como los desequilibrios demográficos, las desigualdades económicas, los conflictos, los desastres y los efectos del cambio climático, se intensifiquen y no se prevé que estas tendencias cambien a corto plazo. La migración ha llegado para quedarse.

Las migraciones humanas han existido siempre, y gracias a ellas el mundo ha evolucionado. La fuerza de trabajo migrante fue, es y será fundamental para el desarrollo y la innovación. Las migraciones necesitan caminos seguros, las políticas que quieren poner puertas al mar dan de comer a las mafias que venden documentos falsos, viajes a ninguna parte y ponen en riesgo a miles de personas que siguen perdiendo la vida en el intento, mientras miramos para otro lado.

Mejorar las percepciones públicas de los migrantes es necesario para luchar contra la discriminación, la xenofobia y la intolerancia contra los migrantes y sus familias, creando una mayor conciencia pública sobre las situaciones que viven los migrantes y las contribuciones que hacen a los países de origen y destino, en todos los niveles, cultural, económico, laboral, etc.

Este año celebramos también haber recuperado el Proyecto de "Asesoramiento e Inserción Sociolaboral de Inmigrantes", del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, cofinanciado con el Fondo Social Europeo, que supondrá un año de trabajo, con esperanza de continuidad, y nos permitirá trabajar en itinerarios de inserción que mejoren la situación de dicha población, mediante una atención integral y de calidad , que se ejecutará en Albacete, Barcelona, Madrid y Sevilla, con la visión y experiencia que sólo un sindicato como el nuestro puede dar a esta intervención.

Respetar los Derechos Humanos y las normas internacionales de trabajo es, más que nunca, un objetivo mundial, así como combatir el tráfico de personas y la trata, castigar a los responsables de dicha explotación, establecer vías seguras de entrada y salida, condenar las manifestaciones racistas y los mensajes de odio, la protección las personas que huyen en busca de asilo, estudiar alternativas a la "detención administrativa" de migrantes y no detener a niños y niñas, entre otras muchas medidas.

Eliminar toda discriminación contra los y las migrantes con respecto a las condiciones de trabajo y los salarios, el acceso a la educación, la sanidad y la vivienda digna deberían ser condiciones mínimas si queremos ser y no solo llamarnos sociedad democrática de derecho.

Nuestra labor como sindicato nacional e internacional es fundamental para que las políticas globales defiendan el trabajo decente y el respeto a la dignidad de las personas migrantes en todo el mundo. La ratificación por parte de España y por extensión Europa de la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migrados y sus familias de 18 de diciembre de 1990, que entró en vigor en 2003, o la aplicación del Convenio 143 de la OIT, entre otras muchas reivindicaciones que seguiremos reclamando en beneficio de toda la población mundial y en pro de la igualdad de derechos de los seres humanos.

USO y SOTERMUN seguiran muy de cerca las negociaciones sobre el Pacto Mundial de las Migraciones para que tenga los mayores estándares de derechos e inclusión de todas las personas migrantes.