Home Actualidad Me se ocurre que no te olvidaremos nunca, Carlos
Me se ocurre que no te olvidaremos nunca, Carlos

Por Manuel Zaguirre*

Se nos fue para siempre Carlos Solas. Sin avisar, sin una señal o una pista de que se iba.

Ocho horas de tren para darle el último adiós durante hora y media en el tanatorio de Logroño, y abrazar a su hija y a sus hijos, y a compañeros de la primera hora como Santi, Fermín, Matias y otros, dan para mucho al evocar cuarenta años exactos de compañerismo, primero, y de amistad sincera forjada a lo largo de esos años, después. Porque Carlos fue una figura central en el devenir de la USO desde 1977, recién estrenada la Libertad Sindical, hasta el día que se fue, un 24 de Noviembre del 2017. Por eso pensaba, en el viaje de regreso, en algunas ausencias en el tanatorio tan injustas como irrelevantes.

Corría el otoño de 1977. El salón de actos de la antigua casa sindical de Logroño –entonces ya la denostada "aiss" que nos birló el patrimonio sindical de la dictadura- estaba abarrotada. Carlos Solas presidía la asamblea. Eran dirigentes, militantes y afiliados de ATR (Asociación de Trabajadores Riojanos) que habían decidido disolverse e incorporarse a la USO, dando así origen a nuestra Central en La Rioja. Yo estaba, como recién electo secretario general de la USO de toda España, para valorar y enfatizar aquel importante gesto de ATR, y de Carlos y los demás, y garantizarles que en la USO tenían un hogar seguro y cargado de futuro ... En un momento de aquella asamblea, que memorizo con nitidez, Carlos me hizo un comentario muy propio del acto y de la época: "Manolo, estamos haciendo Historia ..."

Dos días antes de irse, hablábamos por teléfono Carlos y yo de qué hacer con las entrevistas de memoria histórica de la USO que habíamos realizado durante el 2016 y el 2017, y que nos ocuparon largas y apasionantes horas. Unas 80 entrevistas en una decena de Comunidades Autónomas que nos preguntábamos si tendrían interés para alguien y si la dirección que saliera del Congreso de la USO nos encargaría culminar. Ausente Carlos, yo no continuaré con ese hermoso ejercicio de memoria histórica que, por otra parte, sólo tiene sentido cuando está al servicio de una fuerte voluntad y compromiso de futuro.

Entre aquel primer encuentro del 77 y esta ultima conversación, han transcurrido exactamente 40 años, como acabo de decirles. Cuando nos conocimos, nos proyectábamos al futuro. Cuando nos despedimos, sin consciencia de que lo estábamos haciendo, discutíamos si volveríamos al pasado, a la memoria histórica.

 

Imaginense todo lo que cabe, y cupo, en esos 40 años, decisivos en la historia contemporánea de la USO, de la Democracia, del Sindicalismo, del Trabajo ... de nuestras vidas. Imposible glosarlo en una nota de despedida. Les diré sólo algunas cosas que considero emblemáticas en la figura y la trayectoria de Carlos:

  • Desde una infancia y una adolescencia complicadas, se hizo a sí mismo, autodidacta, apasionado del esfuerzo y el afán de superación, disciplinado y férreo en el ejercicio de sus obligaciones y tareas, directo y de frente siempre, sin concesiones al populismo sindical ni al cuidado de su imagen y su "caché", con una tenacidad envidiable, con un alto sentido de la Justicia, del valor del Trabajo, de los derechos y la dignidad de los trabajadores ... Carlos expresaba a la perfección, y nutría a la vez con su acervo, la mejor práctica de la USO y del modelo sindical que ésta representaba.
  • Se vino a Madrid en cuanto lo llamé, al inicio de los 80. Y entonces había que venirse a Madrid con todo, con hijos como cominos, a un minúsculo piso de alquiler, a sobrevivir con el salario que pagaba la USO, por debajo de los 200 euros mensuales ... Sólo alguien con una voluntad y una fe titánicas deja atrás la secretaría general en una región tan modélica como La Rioja, donde está tu vida y tu arraigo, para sumarse a la construcción de una Confederación Sindical recién escindida, cargada de incertidumbre, en un ámbito inmenso, inabarcable, como es Madrid y el conjunto de España. Carlos lo hizo, sin la menor resistencia ni condición alguna.
  • Por excelencia, él fue el Secretario Confederal de Acción Sindical de la USO durante casi un cuarto de siglo. Su estilo e intensidad en el trabajo y en la relación con las Organizaciones y con la gente en general, quedó recogido en un eslogan con el que Carlos se autodefinía: Evocando una tienda de ultramarinos que, al parecer, había en Logroño y se llamaba así, decía "yo soy CasaTodo, 24 horas al día ...". Y era cierto en la práctica. Se atrevía con todo, y ello le exigía un sobre esfuerzo enorme de obtener y acopiar documentación, leer, escribir, investigar, en el campo inabarcable de las relaciones de trabajo, la economía, las legislaciones, la contratación colectiva, el marco europeo ... Optimizaba su esfuerzo por cuantificación, pues a las 7 de la mañana estaba ya en su despacho, del que salía a las 7 de la tarde, y le quedaba aun tiempo para leer, seguir algun informativo, preparar la tarea del día después, en aquel cuchitril del barrio de Tetuan y luego en el más espacioso de Algete ...
  • Era un obrero ejemplar de la USO y del Sindicalismo. Materia dispuesta siempre para patearse las Organizaciones, animar las Asambleas de Delegados, las campañas sindicales o electorales, las misiones internacionales cuando tocaban, las grandes movilizaciones de la época ... Un día le hablé de un poeta guipuzcoano que había escrito unos versos, "me siento un ingeniero del verso y un obrero que trabaja, con otros, a España, a España en sus aceros ...", y le dije, "donde pone España pon la USO y verás como te cuadra ..."
  • Carlos tenía defectos, claro. Como diría aquel argentino, los tengo hasta yo. Su tenacidad y su disciplina degeneraban a veces en terquedad y obstinación casi irracional. Era un obrero ejemplar, sí, pero era también un capataz implacable, extremo. Su sentido de la cantidad y la intensidad del trabajo sindical lo hacían ser muy intolerante con la gente que se escaqueaba, o él lo creía así, "o iba de listillo o figurón sin dar un palo al agua..." . Le paré más de una vez cuando descargó su ira contra alguien de rango o capacidad inferior, pero lo apoyé siempre cuando abroncó a algún dirigente o a algún notable que pretendían devaluar la autoridad y el trabajo de Carlos a causa de algunos tics muy suyos en el manejo de la sintaxis o de algunas formas verbales, algo muy propio, por otra parte, en una gran parte de los riojanos, los navarros y los vascos.
  • No era un académico; era un sindicalista de la USO, y un dirigente autodidacta que daba la talla, con sus peculiaridades incluidas. Prueba de ello es que tenía relaciones fluidas, paritarias, cordiales incluso, con sus equivalentes en UGT y CCOO, Apolinar Rodriguez y Agustín Moreno, dirigentes muy pesados en la época. Y con los periodistas de laboral y sindical –entonces los había- más prestigiosos de El País, 5 Dias, Efe, Colpisa, las principales cadenas de radio, etc. Carlos era la fuerza de la voluntad, la tenacidad y el trabajo por encima de la apariencia y la brillantez ficticia ... La fuerza de aquella USO.
  • Cómo olvidar las "Plataformas Reivindicativas para la Negociación Colectiva" de Carlos Solas. "Carlos, maricón, son muy largas y nuestra capacidad de negociación es muy limitada...", le objetaba yo. "Calla, tonto chorra, más vale que sobre que no que falte, así la gente tiene más materias y criterios a la hora de los convenios ...", sentenciaba él. O sus MANUALES temáticos. Los había para todo, desde la seguridad y salud laboral a las elecciones sindicales, pasando por la acción sindical en la empresa o la negociación de convenios. Excelentes publicaciones de una enorme utilidad para los militantes y las Organizaciones en la brega cotidiana en los centros de trabajo. Porque Carlos era de esa raza de sindicalistas que sostenía tenazmente que si el Sindicato no está fuertemente enraizado en las empresas y en ellas libra cotidianamente la confrontación entre el Trabajo y el capital por la dignidad y el progreso del mismo y de cuantos viven de él, los trabajadores, el Sindicato deviene un mero emisor de discursos en el vacío. Esta certeza sobre el arraigo ineludible del Sindicato en los centros de trabajo no le impedía asumir con entusiasmo el rol global del Sindicato de Clase y Solidario, de la USO, y el Area Social del mismo al servicio de los colectivos más precarizados y excluidos.
  • Mención especial a la "Plataforma Reivindicativa por la Democracia Social y la Libertad Sindical" (PRDSLS), un proyecto que dirigió Carlos, vertido en un folleto de amplia difusión, con mi modesta y estratégica colaboración, que recogía la alternativa y la propuesta de la USO tras la inolvidable Huelga General del 14 de Diciembre de 1988. La tesis estratégica que sustentaba aquella PRDSLS era muy sencilla: Del 78 al 88 ganamos y consolidamos la Democracia Política. Es hora ya de acometer la construcción de la DEMOCRACIA SOCIAL para poder hablar con propiedad de una DEMOCRACIA PLENA... Esa tesis estratégica y aquella PRDSLS tienen en la España de hoy –lider de precariedad e injusticia social- infinitamente más vigencia y urgencia que tenían hace 30 años, cuando Carlos la escribió con mi modesta colaboración ...
  • Tras concluir un largo y fecundo mandato al frente de la Secretaría Confederal de Acción Sindical, Carlos Solas dirigió la Universidad Sindical, en su nueva sede de la calle Vallehermoso en Madrid, tras producirse el traslado de la misma desde su sede originaria en Martorell, donde operó durante 14 años, del 83 al 97. Allí estaba también la sede del Area Social de la USO Confederal y de SOTERMUN, "el alma solidaria de la USO".
  • Su etapa de director de Vallehermoso fue fructífera también. Era una enorme sede en plena actividad. Allí lanzamos los CIFCs (Curso Integral de Formación de Cuadros), con Marino de la Rocha, De la Hoz y Carlos al frente. E infinidad de cursos y seminarios, nacionales e internacionales, promovidos por los distintos Departamentos del Area Social, por la cooperación con EZA y la Unión Europea. Como abundantes fueron las actividades desarrolladas por SOTERMUN en aquella sede que Carlos garantizó siempre su funcionamiento óptimo entre 1997 y 2003.
  • Carlos, acorde con su pasión por disponer de buenos instrumentos documentales al servicio de la actividad sindical, creó en Vallehermoso un excelente Centro de Documentación y de Archivo Histórico de la USO, con la idea de digitalizarlo y abrirlo al exterior, a las universidades, a la sociedad, a los jóvenes sobre todo ...

En fin, sin darme cuenta me he deslizado por un empeño imposible: Relatar 40 años de la vida y la obra de Carlos Solas en el Sindicalismo, en la USO, y el remanente de comprensión, solidaridad, afecto y cariño profundo que fue creciendo en ese largo periodo y nos duró siempre. Sólo eso quiero significar con esta nota, que Carlos fue una buena persona, un obrero ejemplar, repito, y uno de los grandes de la USO y del Sindicalismo español contemporáneo, y que tuve yo el privilegio de beneficiarme de todo ello.

En la ultima etapa, por compartir compartimos hasta una cierta amargura por la deriva pragmática y cortoplacista del Sindicalismo de Clase y Solidario, por el abandono de su dimensión ideal y utópica. Él la reflejó en un extenso artículo, "Otro sindicalismo es posible", cuya lectura recomiendo, y que es uno de los prólogos de mi penúltimo libro, "A vueltas con la solidaridad y la esperanza".

Y por compartir compartimos, finalmente, el apego nostálgico a la memoria militante y el amor incondicional y sin medida a los hijos, a las hijas, a las nietas, a los nietos ...

Carlitos, para no abusar de nuestro Miguel Hernandez y su elegía, permíteme ofrecerte unas palabras de un gran amigo mío, Raúl Ruiz, que se fue cuando empezaba a hacerse justicia a su inmensa bondad y a su inmenso talento literario, y escribió lo que sigue poco antes de irse:

"Mientras unos labios se aproximen a otros labios, mientras unos labios busquen el borde de una taza o de una copa, mientras unos labios recuerden historias de otros labios ... este álbum permanecerá abierto al añadido, al poema que ya no es poema, sino fórmula minúscula del gozo mismo, de este blando, dulce y tierno discurso de vivir ... Incluso disfruto ya de la grata imaginación de que, cuando cese mi vida, quien quede gozará de mi recuerdo"

------------------------------------------------------------------------------------

*ExSecretario General de la USO de España (1977-2002). Presidente de la USO (2002-2010) y de SOTERMUN (1994-2010). ExDirigente de la CES europea y de la CMT y la CSI mundiales.