Home Actualidad Nuevo estudio RSCD-CSI
Nuevo estudio RSCD-CSI

¿Cómo apoyan los donantes el Programa de Trabajo Decente? Informe sobre cinco donantes

Un nuevo estudio de la Red Sindical de Cooperación al Desarrollo, dependiente de la Confederación Sindical Internacional (CSI) y a la que pertenece USO-SOTERMUN, realizado por el Instituto de Desarrollo de Ultramar (Overseas Development Institute) examina la contribución de cinco países donantes la creación de trabajo decente en países en desarrollo. El estudio, titulado ¿Cómo apoyan los donantes el Programa de Trabajo Decente? – Examen de cinco donantes, evalúa los diferentes tipos de apoyo ofrecidos a través de la ayuda oficial al desarrollo por Francia, Japón, Suecia, el Reino Unidos y los Estados Unidos. De cara al futuro, el estudio también incluye recomendaciones sobre cómo hacer un seguimiento y evaluar mejor estas contribuciones en el futuro.

 

Los esfuerzos por lograr trabajo decente están cobrando un impulso cada vez mayor dentro de la labor mundial en el ámbito del desarrollo. La Agenda 2030 reconoce el papel central del trabajo decente para lograr un desarrollo sostenible. Aunque el trabajo decente constituye un Objetivo de Desarrollo Sostenible por sí mismo, la Agenda 2030 destaca cómo el logro del trabajo decente apoya el progreso en muchas otras áreas clave.

Programa de Trabajo Decente

El Programa de Trabajo Decente es el marco para lograr y mantener el trabajo decente. Los cuatro pilares del Programa de Trabajo Decente, tal y como los define la Organización Internacional del Trabajo, son: la creación de empleo, los derechos en el trabajo, la protección social y el diálogo social. Un repertorio importante de datos empíricos sostiene la función combinada de estos cuatro pilares en la creación y el mantenimiento sostenible del trabajo decente.

Apoyo de los donantes

Muchos países donantes reconocen la importancia del empleo en el proceso del desarrollo y lo incluyen entre sus prioridades en materia de desarrollo. La creación de empleo es una de las prioridades de las estrategias de cooperación al desarrollo en los cinco países donantes examinados. Sin embargo, muy a menudo se otorga poca importancia a la calidad de los empleos que se crean. Con respecto a los otros tres pilares del Programa de Trabajo Decente, el informe revela que los donantes tienden a otorgar una importancia insuficiente al diálogo social y, en menor grado, a la protección social.

Recomendaciones

Se ha prestado mucha atención a la creación de empleo, pero los otros pilares del Programa de Trabajo Decente han recibido bastante menos. Para promover un enfoque más equilibrado y garantizar una mayor coherencia en materia de políticas, el estudio recomienda que los donantes hagan un mayor hincapié en los otros pilares del Programa de Trabajo Decente, en particular en el diálogo social y la protección social.


El primer paso para garantizar un enfoque más integral del trabajo decente es medir las contribuciones a cada uno de sus componentes individualmente. Los mecanismos para ello existen en el Sistema de Notificación por parte de los Países Acreedores (SNPA) del CAD de la OCDE. El SNPA permitiría realizar un mejor seguimiento de los flujos de recursos destinados a los diferentes pilares del trabajo decente, a través de códigos del SNPA específicos para cada pilar o de un "Marcador de trabajo decente" (similar al Marcador de igualdad de género, que ya existe).

El estudio está disponible aquí.